Podium Deportes

LA ILUSIÓN SEPULTADA EN CEMENTO

Imagen: Marinthya Tadeo

Por: Marco Campuzano

El guion era perfecto. Prometía una historia alucinante. Muchos pensaban que ya lo habían visto, pero la diferencia recaía en los pequeños detalles. Logró enganchar a miles de aficionados, abrió debates y entretuvo a quién la viera. El único problema fue que se quedó a la mitad, que se cortó abruptamente y que terminó de la forma menos esperada; esta es la historia de Cruz Azul en el Torneo Clausura 2020.

Todo comenzó con un equipo por el que pocos apostaban. Uno que venía de un pésimo torneo y que arrancó el siguiente de la misma forma. Eran contados los que creían que el director técnico Robert Dante Siboldi sería capaz de armar un equipo que pudiera ser campeón. Para este certamen, solo algunos hinchas celestes se atrevían a ilusionarse.
Cruz Azul comenzó con dos derrotas consecutivas (ante Atlas y Atlético San Luis), esto los llevo a mirar a los demás equipos desde el fondo de la tabla. Las críticas le llovieron al cuerpo técnico y a los jugadores. En ese momento el conjunto de la máquina celeste necesitaba algo diferente. Era cambiar o resignarse a fallar.

En la tercera jornada las cosas cambiaron. Pasaron 2 minutos de juego y el equipo de Siboldi ya iba arriba en el marcador. La tarde fue de ensueño para los celestes; acabaron goleando 3 – 0 y dominaron a Santos durante todo el juego. En el equipo comenzaron a sobresalir jugadores como Jonathan Rodríguez, Elías Hernández, Luis Romo, Pablo Aguilar y José de Jesús Corona. Aquí empezó la resurrección.

Una semana más tarde empataron 3 – 3 contra Toluca, en un encuentro disputado. Al menos ya no eran el último lugar. Su ascenso de posiciones fue paulatino, al igual que el de su nivel de juego. Para la quinta jornada, ya más seguros, hicieron pesar su condición de local y derrotaron 3 – 1 a Pachuca. Fue en ese partido donde el canterano de 18 años, Santiago Giménez, anotó su primer gol en el Estadio Azteca. De ahora en más, solo le vendrían alegrías para los de La Noria.

Vencieron al equipo más mexicano, las Chivas, en un partido donde el lateral Adrián Aldrete recordó su magia con los tiros libres y donde el ariete Jonathan Rodríguez se consagró como el mejor delantero del equipo. Luego viajaron a Jamaica para derrotar a domicilio al Portmore United. Regresaron a México y vencieron a Tigres.

Se mantuvieron en lo más alto de la competición derrotando a Xolos y a Monarcas Morelia. El equipo parecía imparable. Incluso superó en algunos encuentros su maldición del minuto 90; ya no había “cruzazuleadas”, ahora el equipo ganaba y listo. Las críticas se convirtieron en elogios, los aficionados se multiplicaron. El equipo se encargó de volver a ilusionar a sus hinchas.

La prueba de fuego llegó en la jornada 10, ante su verdugo y odiado rival, América. Hubo llegadas para ambos equipos, pero el dominio lo tenía Cruz Azul. Tardó sesenta y cinco minutos, pero logró imponerse en el marcador (otra vez con un gol de Jonathan Rodríguez).

La victoria era suya, pero en el minuto 96 se cobró un penalti en favor del América. Los fantasmas volvían, la tensión estaba al máximo. El defensa Emmanuel Aguilera se preparó para cobrar, respiró, corrió e impactó el balón… el cual fue detenido por el capitán celeste, Jesús Corona. Esa fue la última jugada del partido – y sin saberlo, la del torneo –. Cruz Azul salió victorioso y se afianzó como líder general.

Tras 10 jornadas, el favorito a llevarse el campeonato era el equipo dirigido por Siboldi. Pasó de ser el último lugar, a convertirse en el rival a vencer. Todavía quedaba mucho camino por delante, pero la historia se cortó de tajo. Llegó una pandemia que detuvo el mundo, y por ende al fútbol. Ya no sabremos lo que pudo haber sido, pues el torneo fue cancelado.

La ilusión de levantar un título de liga después de 22 años se vio sepultada de la manera menos verosímil. No se sabe cuando volverán las cosas a la normalidad, ni si es posible que vuelvan a ser como eran, pero al menos es seguro que el equipo seguirá igual, con el mismo técnico y mismos jugadores.

Para cuando regrese el fútbol, veremos si Cruz Azul es capaz de desenterrar esa ilusión para volverla a convertir en realidad. Veremos si son capaces de continuar con la historia del guion anterior o tendrán que reescribirlo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: